SV// De México la Experiencia, de El Salvador La Necesidad // Pipilis de Adhesivo para el CIRCA

IMG_3146

La idea de movernos por un tiempo a México la veníamos trabajando desde hace más de 3 años. En su momento realizamos que realmente no habíamos dado ese paso; un paso que nos diera una perspectiva de hasta donde podría llegar nuestro proyecto musical y a la vez que permitiera medir el grado de madurez y compromiso que los integrantes de la banda habíamos alcanzado.

Algunos tuvieron que renunciar a sus trabajos, otros pedir “permiso” y otros trabajar en la distancia. Sin embargo el momento de irnos ya era más que necesario. En gran medida porque simplemente el trabajo que pudiéramos hacer en la región ya está hecho, no hay donde subir más en el mercado musical regional en el entendido de que no me refiero a que no exista la posibilidad, sino más bien que el contexto socio-cultural de nuestro Istmo no lo permite (…)

Como todo en la vida (tristemente), nuestra forma de ejecutar nuestro viaje a Chilangolandia estaba supeditada por nuestras capacidades económicas. Pasamos más de un año ahorrando lo poco que se gana acá a la hora de presentarse en vivo y con eso en la bolsa procedimos a planear la forma de llegar, dónde viviríamos y qué comeríamos. Quizá lo anterior no parezca importante a la hora de pensar en el “viaje de una banda”, pero ciertamente de no haber existido esa planeación quizá hubiéramos estado de regreso en una semana por una infinidad de razones o situaciones que su pudieron haber dado.

El DF es una ciudad en la cual si querés estar cerca de “donde las cosas pasan” tenés que pagar por ello y estará en tu capacidad de cubrirlo, la ubicación que tengas al final. Para nuestra dicha encontramos nuestra base de operaciones en el mero centro de la ciudad, una zona no muy bien vista a ojos de algunos citadinos por considerarla un tanto “peligrosa”, pero que sin embargo en márgenes comparativos, no resultaba serlo tanto al pensar en la paranoia que vivimos en el “gran” San Salvador. Era nuestro cubil, un hotel de antaño (Fundado en los 40´s), el hotel Virreyes. Ahí apiñados en tres y luego dos habitaciones, convivimos por dos meses, 9 personas; y de ahí salíamos a tocar y a conocer esa gran mole de ciudad y algunos estados aledaños.

adhesivo-newfoto1

La experiencia de haber estado en el D.F. se partió entonces en dos elementos importantes: una experiencia de vida y una experiencia profesional a nivel musical.

En lo que concierne a la música, a la idea de entrar a un mercado tan grande y por ende con tanta competencia, nuestra travesía fue más que positiva. Habiendo tenido ya como previa el tocar en un Vive Latino, y un Festival de Ska, nuestro ingreso al circuito encontró un camino gracias al apoyo de instancias como Bad Globet Entertaiment, Out of Control Records y los hermanos de Panteón Rococó entre otras bandas amigas y personajes que se sumaron a nuestra idea de sonar en la capital de la cultura latinoamericana. Originalmente teníamos un aproximado de 8 fechas pactadas; terminamos haciendo un aproximado de 20 conciertos. Estos variaron desde festivales grandes con muchas bandas hasta eventos de bar y de escena.

IMG_3042

Es claro que sin haber hecho primero estos contactos y haber tocado puertas, hubiéramos llegado a una pecera donde solo hubiéramos visto el agua correr a mil por hora. No se puede llegar a un mercado tan volátil, tan complejo, tan saturado, sin haber hecho una conexión previa. En este sentido siempre vamos a estar agradecidos con toda la gente que de alguna manera, directa o indirectamente estuvieron ahí para con nosotros.

Por el lado vivencial está el shock que te genera una ciudad tan grande y desarrollada en tantos sentidos como lo es el D.F., a esto se suma lo impactante que resulta pensar que en ese lugar convergen más de 22 millones de personas y sus respectivos visitantes foráneos como nosotros. Con un sistema de transporte colectivo eficiente, seguro y funcional, rara vez tuvimos que tomar un taxi. De hecho a algunos conciertos tuvimos que irnos en el mismo metro subterráneo; o bien por cuestiones presupuestarias o bien porque de otro modo el tráfico no nos hubiera dejado llegar en tiempo. Es una ciudad caótica pero en su caos funciona y de mejor manera que todo el triángulo norte de nuestra Centroamérica.

Quizá mi análisis en este sentido, aclarando que me refiero a la capital de ese país, es que se pueden encontrar muchas similitudes entre la gente de ambas ciudades. Sin embargo hay algo que aquí nos sigue generando ese golpe, ese vacío que sentís claramente cuando te salís de esta mumuga de país. Culturalmente estamos muchos años atrás, y al estar en esa posición, desembocamos en problemas hasta de seguridad. Nosotros somos capaces de matarnos por un teléfono, el mexicano te puede ver con un ipad en el metrobus y en ningún momento pensara en hurtártelo. No porque no haya pobreza, claro que la hay y bastante! Sin embargo se entiende que el robarte ese aparato no soluciona tus problemas, que en todo caso mitigara la circunstancia, bajo el entendido de que no te arresten por haberlo hecho y que si te harían pagar por tu error. Sueño con que un día lleguemos en mutuo acuerdo a esa visión de nuestra realidad acá, eso nos llevará al verdadero problema! A la mala administración de la casa!!

En alguna medida el viaje en sí se podría considerar efímero pues ciertamente estamos de regreso en El Salvador. Sin embargo, de donde yo lo veo, esto fue solo el comienzo de una relación México – El Salvador, un insumo que nos permitió, en primera instancia, mostrarles un poco de lo que en la región se hace, y con ello hacer un click en las personas que se acercaron luego a preguntar por la banda, a escribirnos en nuestras redes sociales e inclusive a buscar más música Salvadoreña y de nuestros países vecinos. Muchos desconocen lo que pasa en Centroamérica, y lo poco que conocen obviamente está relacionado con temas de violencia e inseguridad. Al margen de ello, creo que el logro trascendió, se volvió más de lo que esperábamos. Este año vamos de nuevo, vamos con más ganas, con material nuevo, con la intención de no desaparecer del mapa. Lo último resulta muy importante de tomar en cuenta, ya que México te puede recibir y si les parece tu propuesta, vas con todo; pero si te desapareces de los oídos y vista de su gente, fácilmente te pueden olvidar. Esto se debe obviamente al hecho de que es un país donde desfilan bandas las 24 horas del día, algunas se quedan otras simplemente fueron una estela… todo está en uno, en que tan fugaz o persistente sea!

Reportando para el CIRCA,
Francisco “Pipilis” Flores.

————————————————————

Fechas Realizadas: 20 CONCIERTOS

Ciudades Visitadas: Distrito Federal, Pachuca, León Guanajuato, Estado de México, Toluca, Teotihuacán

Bandas con las que Compartimos: Panteón Rococó, Los Pericos, Maskatesta, Minions, Gondwana, Los Victorios, Los de Abajo, Rude Boys, Chencha Berrinches, Los Jetiz, Nana Pancha, Dr. Krapula, Percance, The Podridos, Obrint Pas entre otros!

————————————————————

Si querés conocer el proyecto solo de la Vieja, guitarrista de ADHESIVO, pasa por acá.

Si querés saber más sobre bandas Centroamericanas, venite por aquí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s